Luna de miel en Maldivas

Hoy os vengo a contar nuestra luna de miel en Maldivas, nuestra experiencia.

Estuvimos alojados en el Velassaru. Disfrutamos 1 semana del paraíso en una villa sobre el agua con infinity pool. Son contados los lugares en el mundo que tiene esta opción y la sensación es totalmente indescriptible. Todo un acierto. Gracias a su orientación podíamos contemplar desde allí el atardecer.

Luna de miel en Maldivas

Luna de miel en Maldivas

Luna de miel en Maldivas

El pack que contratamos fue el todo incluido.  Merece la pena. Allí conocimos a otras parejas que iban de luna de miel como nosotros y acabaron contratando este pack.  Los precios de la comida son bastante elevados y además dispones de 3 restaurantes de lujo para cenar a la carta.

Uno de ellos es el Etisien. Es un restaurante sofisticado con una buena cocina de fusión con mezcla de sabores exóticos. Dentro se encuentra una bodega acristalada con los mejores vinos y champagnes del mundo, la cual puedes apreciar mientras cenas a la luz de las velas.

El restaurante Sand, como bien su nombre indica está sobre la arena. Lo mejor es conseguir una mesa en una de sus palapas sobre el agua. Tuvimos la suerte de hacerlo y disfrutar de una velada romántica con el sonido del mar de fondo.

Por último el restaurante Tepanyaki. Todo él se encuentra sobre el agua y puedes disfrutar de ver cómo cocinan delante tuya y elaboran el sushi. Aunque para mí lo mejor eran sus vistas. Si te asomabas podías ver varios tiburones de un tamaño considerable que se acercaban todas las noches en busca de comida. No todos los días una puede disfrutar de experiencias así.

No os podéis ir de allí sin probar antes uno de los grandes masajes del spa. Nosotros nos dimos uno con cocos calientes en pareja. Dos horas de puro relax. Me se de uno que empezó hasta a roncar.

Maldivas cuenta con una gran biodiversidad marina. He de reconocer que siempre he tenido bastante miedo al mar y la opción de simplemente hacer snorkle ya me imponía bastante, así que imaginaros la de bucear. A día de hoy estoy muy orgullosa de mi misma tras vencer uno de mis grandes miedos y haber disfrutado de las maravillas que esconde el mar. Hicimos dos inmersiones. Una fue el bautismo con esa primera toma de contacto. Nos gustó tanto que al día siguiente repetimos mar adentro para disfrutar de una barrera coralina. Fue una de las mejores experiencias de mi vida. Vimos todo tipo de peces, como el león y napoleón y hasta tortugas marinas. Simplemente indescriptible. A partir de ahí me di cuenta de las cosas maravillosas que nos perdemos por culpa del miedo y desde entonces ando trabajando en ello en todos los aspectos de mi vida.

Son pocos los afortunados que se encuentran al tiburón ballena. Nosotros no tuvimos la suerte de verlo, pero tiene que ser espectacular.

Definiría nuestra luna de miel en Maldivas como un viaje al paraíso. Si tenéis la oportunidad no dudéis en ir. Actualmente están en vías de extinción como consecuencia del cambio climático y poco a poco esta paraíso terrenal empieza a ocultarse bajo sus aguas cristalinas.

No podía despedirme sin mostraros nuestro gran amigo del viaje. Te lo encontrabas constantemente en cada rincón de la isla.

Y nuestro gran amigo el murciélago!!

 

Menudo chaparrón nos cayó ese día. Aunque ya sabéis que después de la tormenta..

Viene la calma!!!

 

Hasta siempre Maldivas!!

Os dejo un vídeo sobre nuestra luna de miel en Maldivas.

Deja un comentario